Saltar al contenido

Laboratorio Cebisa es evaluado por la UNESCO para convertirse en centro de biotecnología y ciencia abierta

image_print

En el año 2009, la Red de Productores Integrales del Páramo (Proinpa), con el apoyo y asesoría del gobierno del presidente Nicolás Maduro, abre las puertas de un laboratorio pionero en la producción de semillas agámicas, el Centro Biotecnológico para la Formación en la Producción de Semillas Agámicas (Cebisa), ubicado en Mucuchíes, estado Mérida.

A través del diálogo de saberes, las mujeres y hombres productores del páramo merideño, junto a científicos del Mincyt, establecen la Alianza Científico-Campesina, siendo el Cebisa el resultado del esfuerzo y la visión hacia una agricultura sostenible, respetuosa del ambiente; para el estudio y posteriormente, la productividad de la tierra y semillas que hoy por hoy, nos brindan alimentos soberanos.

Con una capacidad de 250 mil plantas anuales, un silo de almacenamiento de mil metros cuadrados, además de 200 hectáreas de fincas asociadas y 1.500 hectáreas de productores multiplicadores de semillas, Cebisa demuestra el compromiso que tiene con las generaciones venideras para una Venezuela grande y productiva. 

El Centro, en base a los principios de la Ciencia Abierta, logra cumplir 12 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para el 2030.

Con papas, cereales, leguminosas, hortalizas y maíz, la Alianza Científico-Campesina ha expuesto la calidad de nuestras tierras, creciendo en un 5.400% los núcleos semilleristas en los últimos 7 años, con una participación de 3 mil 400 personas en el 2023 y que continúa creciendo.

En el pasado año, la Alianza Científico-Campesina cosechó 39 mil kg de semillas de papas, mil kg de maíz y mil de cereales, leguminosas y hortalizas.

Las mujeres han formado parte importante de la Soberanía Agroalimentaria, liderando en un: 60% el área de hortalizas, 21% el maíz y 19% las papas.

El Presidente Nicolás Maduro Moros, se ha encargado de impulsar y comunalizar la ciencia, para el desarrollo de la agricultura y con cariño y conocimientos, nuestros agricultores han sembrado la semilla de la autonomía y sostenibilidad.

Prensa FIIIDT

Compartir en Redes Sociales
0 Shares