Planta de extracción de aceite crudo de maíz

Planta de extracción de aceite crudo de maíz
El gobierno nacional, basado en sus políticas de estado, tiene como objetivo fundamental garantizar el bienestar y la salud del soberano, es por ello que ha estado promoviendo a través de sus ministerios la evaluación de nuevas  tecnologías para la producción de alimentos, sobre todo para sustituir aquellos solventes orgánicos que se utilizan en el proceso de extracción de aceites y que por sus características físico-química, dejan un porcentaje de remanente que afectan la calidad del producto final y por ende la salud del consumidor.

El siguiente proyecto está enmarcado  en los lineamientos y directrices del Proyecto Nacional “Simón Bolívar”, los cuales hacen referencia a la independencia tecnológica, y a la importancia “SUPREMA FELICIDAD SOCIAL”, así como también a la cuarta directriz  “MODELO PRODUCTIVO SOCIALISTA”, para el desarrollo de un nuevo modelo productivo endógeno e incrementar y consolidar la Soberanía Alimentaria.

En este sentido, a través de este proyecto se orienta a promover el desarrollo en la producción nacional de algunos alimentos de primera necesidad por su valor energético y aporte nutricional, específicamente, aceite comestible, elaborado a partir de cereales y oleaginosas (maíz, girasol, soya, algodón entre otras), con el uso de nuevas tecnologías, que permitan de manera más eficiente, lograr el desarrollo de procesos tecnológicos, con mayor rendimiento, manteniendo las características, fisicoquímicas, organolépticas y nutricionales del producto, sin el uso de sustancias químicas nocivas a la salud, así como, la minimización de impactos negativos sobre el ambiente, y una adopción total de dicha tecnología.

Esta decisión de estado obedece a la evaluación estadísticas que arrojan las importaciones de aceite crudo que se ha estado haciendo en Venezuela, el cual en su mayoría es refinado y envasado en el país, dando la sensación de producción nacional, generando constantemente déficit en la disponibilidad de aceite comestible.  En este sentido, existe un gran interés en promover la producción de aceite comestible en grandes cantidades y a bajo costos, a partir de materias primas nacionales. Para lo cual se hace indispensable fomentar  la industrialización de aquellos productos alimenticios resultantes de las investigaciones y desarrollo, así como de las validaciones realizadas a nivel semi-industrial o piloto.

De esta manera, se estará dando paso a  alcanzar mejores niveles de producción, disminuyendo la importación y garantizando una independencia tecnológica, sentando las bases de una verdadera soberanía alimentaria, la cual abarcaría desde la producción primaria de los rubros, hasta su transformación y distribución, consolidando así la cadenas agroproductivas de: maíz y girasol  como fuentes potenciales de aceite comestibles en Venezuela.